INICIO TERAPIAS CURSOS VIAJES AGENDA RETIROS GALERÍA BIOGRAFÍA CONTACTE

 

CURSOS

 
   En busca de una nueva visión de la masculinidad
 
Cada vez hay más hombres que toman responsabilidad en la casa, que ayudan en las tareas domésticas, que se ocupan de los niños, etc. Y, si bien esto representa un cambio muy positivo, pienso que el proceso de evolución de los hombres abarca mucho más que la escoba, el cuidado de los niños y sacar la basura.
 

Que ayudemos y nos comprometamos en el cuidado y el orden de los espacios que compartimos con las mujeres, no siento que nos haga más hombres, ni que nos dé más dignidad, ni que ayude en el fondo a solucionar esas crisis que una y otra vez aparecen en todas las relaciones del mundo.Cada vez más hombres y mujeres evidencian esa gran contradicción en la manera de entender y vivir el mundo. Y la historia y el momento en el cual nos vivimos, hacen posible que todo ese mundo oscuro que por cientos de años se ha escondido en las casas y las alcobas ahora se haga evidente en separaciones y divorcios, en disputas y no entendimiento, en machismo y feminismo.

 

Estamos en una época de extremos donde nadie sale beneficiado, los que menos “los hijos”.

 
Nuestros hijos, representarán las nuevas generaciones y al igual que nosotros, impelidos por el deseo, buscarán en su opuesto y en la luz del intento el hacerlo mejor. Una vez más se encontraran con la decepción: “el otro no es como me pensaba” ni puede de ninguna de las maneras llenar ese inmenso vacío que siento en mi interior.
 
Hoy el reto no es hacer feliz al otro cuando uno “no lo es”. El proceso de cambio va más lejos y es más profundo. Pasa sin duda por hacernos a nosotros mismos ciertas preguntas claves, cuya dirección sea nuestro ser y que busquen en esa masculinidad perdida un sentido para nuestra vida, dirección para nuestros actos y dignidad hacia nuestro linaje.
 
¿Qué cosas no nos hacen felices? ¿Qué responsabilidades nos pesan y no sentimos que tengamos que asumir? ¿Cuál creemos que ha de ser nuestro papel como hombres, en la familia y en el mundo? Esas pueden ser algunas de la preguntas que nos ayudarán a mirar hacia atrás y a nuestros pies y sentirnos orgullosos de nuestros padres y abuelos. En fin, significa buscar una nueva imagen de la masculinidad que no tenga que ver con esa imagen caduca de hombre-macho y agresivo, falto de sentimientos o ese hombre blando, perdido en sus emociones que no tiene claro que es lo que quiere o lo que no. En estos talleres iremos en busca del Alma masculina, buscaremos en el ritual y las iniciaciones, aquellos caminos que se perdieron en el tiempo con la llegada de esta sociedad consumista y estresada. Y utilizaremos el sistema de centros de energía como una escalera que nos recordará y nos dará camino para ir en busca del ser luminoso que duerme dentro de cada uno de nosotros.
 
Serán 7 encuentros de fin de semana
 
1º seminario. El salvaje.

2º seminario. El amante.

3º seminario. El guerrero.

4º seminario. El rey.

5º seminario. El maestro o el artista.

6º seminario. El mago.

7º seminario. El Ser-Luminoso.