INICIO TERAPIAS CURSOS VIAJES AGENDA RETIROS GALERÍA BIOGRAFÍA CONTACTE

 

TERAPIAS

 
   Terapia Transforal
 

Las esencias florales trans-floral siempre funcionan de dentro hacia fuera, no son algo que se añade a ti, es una energía que resuena en tu interior y te hace descubrir las posibilidades que ya se hallan latentes en tu interno, por lo tanto cada esencia floral T.T.F. te enriquece pues a medida que las utilizas estas actualizando dentro de ti todo el potencial que esa planta representa. 

 

Cada planta es una emoción perfecta, una cualidad totalmente actualizada, que al ser ingerida pasa a través de nuestro organismo físico provocando un efecto de simpatía-resonancia en nuestro cuerpo etereo, la planta se impresiona en nuestro interno y con ello su expresión pura, dándonos la posibilidad de curar nuestra emoción dañada ó ensuciada a lo largo de la vida.

 

Busqué mi propia autenticidad dejandome llevar hacia donde mi inquietud me conducia, justo aquí comenzo la Magia en mayúsculas y la existencia se encargó de ponerme delante todos aquellos incentivos que mi Ser-dormido necesitaba en su camino al despertar.

 

Me gusta decir que soy Energio-fisio-terapeuta, pero la mayoría de las personas que vienen a verme a nivel de curación dirían que soy un sanador, un conocedor de plantas o alguien que trabaja con las energías. Sin lugar a dudas soy una persona que dedica su vida al reencuentro consigo mismo.

 

Al igual que a muchos de nosotros fue la enfermedad el hilo conductor que me llamaba, que me planteaba preguntas, fueron la angustia, la soledad, el ansia y el anhelo de sentir el goce de vivir, lo que me impulso a replantearme el curso de mi vida.
 

¿Cómo nació la terapia trans-floral?.

Toda mi infancia estuvo influenciada por la naturaleza, desde muy temprana edad busque en ella la coherencia que el mundo que me rodeaba no cumplia. Las preguntas que desde mi inocencia brotaban, no encontraban respuestas en mientorno “familia-educación-escuela” y algo en mi sabía que si no mantenia este contacto natural con la Tierra, las cosas del mundo “informacion-educacion” etc. y la influencia que ejercían sobre mí día tras día acabarían apartandome de mi fondo, de mi realidad de Ser.

Así la naturaleza se convirtió en mi casa y mi escuela, allí hacia las preguntas quenadie sabía responderme y en mis paseos nació la observación como medio para que llegaran las respuestas. Así fui creciendo, por un lado viviendo la incoherencia del hombre y su mundo y por otro lado recibiendo el Amor, la comprensión y las respuestas a las preguntas lógicas a la inquietud de un niño–espíritu que llega a la Tierra y desea comprender “por qué esta aquí”. Para preservar mi semilla de SER, me refugié en mi amada Tierra y su Vida. Pero me aislé del fenómeno Humanidad, una herida que más tarde tuve que curar. En su momento apareció como por arte de magia mi primer gran-maestro, le estoy agradecido por muchas cosas, entre las joyas la RADIESTESIA, El poder de ver-sentirlo que no se ve, y mi iniciación al mundo de las plantas.

 

Y aquí comencé mi transición, se acabo el aprendizaje con mi primer maestro y la vida puso delante de mí a mi segundo gran maestro. Pasé de querer conocer, estudiar, comprender y explicar el mundo a una etapa de vivir-experimentar mi mundo. Tengo un gran recuerdo de esta persona porque sin decírmelo, me lo dijo. Tu problema no esta fuera de ti, tu problema no es el mundo y las cosas del mundo, tu problema está en ti, tus heridas aunque desde fuera pueden ser activadas, viven en tu interior. Durante esos años me olvidé de todo y empezé la recapitulación de mi vida, volví los ojos hacia dentro y vi el mundo dentro de mí, cientos de años de memoria y vidas, cargado de dolor, búsqueda, insatisfacción y preguntas. Me dedique a “curar mi mundo” y me sumergí en solucionar mi dolor, ese pozo sin fondo que nunca se acaba, aprendí a ver mis heridas, a hurgar en ellas, a cuidarlas y entenderlas, a aceptarlas y compartirlas.

 

Me dedique a cuidar mi cuerpo fisico, a entender y sanar mis emociones y a limpiar mi mente de tanta basura acumulada, prejuicios, valores erróneos, ideas prestadas, grabaciones ancestrales............ En este proceso experimenté con varias técnicas curativas: homeopatia, técnicas psicocorporales, medicina vibracional e.t.c. Pero aunque cada vez me sentia mejor, me di cuenta de la fragilidad del cuerpo fisico, de la inestabilidad del cuerpo emocional, y de lo viciado del aire que se respiraba en la esfera mental. Y que para poder cambiar esos esquemas, esas respuestas automaticas debia encontrar una manera de tomar perspectiva, de verme en el espejo de la mente, en el espejo de mis emociones, en el espejo de mi cuerpo y no perderme en ese intrincado laberinto lleno de sensaciones, pensamientos y emociones. Para poder obtener esa fuerza que se necesita, esa Luz, ese darse cuenta que nos dá la oportunidad, es necesario poderse vivir desde un lugar que integre los tres cuerpos y a la vez este mas allá de ellos. Esta es la esfera del Ser-espiritual, un camino largo, de continua limpieza, de continuo encuentro con uno-mismo, donde continuamente estamos desempolvando nuestra realidad espiritual.

 

Para un camino tan largo y arduo es necesario entrar en contacto con el maestrointerno, porque los maestros fuera de nosotros “escasean” y yendo muy bien podemos estar unas horas con ellos, no más. Y buscando y gracias a mi experiencia y conocimientos con las plantas un dia despues de 12 años de esfuerzo continuo en conocer, entender y utilizar las plantas y sus flores, un día de primavera después de una lluvia temprana me encontraba en medio de un campo de tomillos, recolectando esta planta tan versátil, la cual parece conocer todo el mundo. Para mi sorpresa una voz inundó mi interno ¿me conoces? ¿Qué conoces de mí?. Con una claridad que no deja lugar a la duda me dí cuenta despues de tantos años de estudio que no conocía nada de las plantas, algunos nombres y algunas propiedades curativas y poca cosa más, nada significativo comparado con la profundidad del “sentir” de aquel momento, allí delante de mí igual que otras veces había un grupo de plantas que yo daba por hecho conocer y era eso sin duda lo que me separaba de su cualidad divina. Las plantas son más de lo que veo toco, huelo, son más que su química y sus flores, son más que mi comprensión del momento, son más que mi interpretación.

 

El SER-PLANTA está más allá de sus formas.

El ser-planta es una cualidad divina, es un pensamiento del infinito, son comunicaciones de los angeles, son señales en el camino, verdaderas señales donde quien aprende a leer puede VER el camino de la perfeccion, de la belleza y de la inteligencia y hacer uso particular para ayudarse en los baches que encontramos en nuestro camino de autorrealizacion. En todo mi proceso hay algo que es continuo, que no cambia y es la Madre Tierra, ella me vio nacer y me ha visto crecer, me ha dado cobijo, alimento y vida... y si miráis es la base de toda experiencia, sin ella la vida tal como la conocemos no seria posible, por eso mi agradecimiento incondicional y mi amor infinito para ella. Decir que desde mi iniciación en el mundo de las energías el otro compañero inseparable han sido las plantas y que mi percepción de ellas cambió cuando la imagen de mí se hizo añicos, cuando dí prioridad al contacto con mi SER nacio el contacto con el SER-PLANTA. Desde entonces somos compañeros de viaje.

 

Que diferencias hay entre las esencias T.T.F. y las esencias florales Bach,Yo no voy a teorizar comparándolo con otras terapias, voy a explicar en que fundamentos se sostiene la TTF. y vosotros si queréis podeis analizar, comparar o buscar puntos de acuerdo o diferencias entre terapias. Yo, resbalé y me encontré en un mundo más sutil, el mundo de las Energias y de las Plantas. Empece mi andadura recolectando la planta entera, raíces, tallos, hojas,flores. Comencé queriendo conocer de ellas, sus propiedades químicas y su empleo con la intención de ayudar a solucionar los diversos problemas físicos con que el serhumano se encuentra a lo largo de la vida. Aprendí el manejo de las plantas, a secarlas y a mezclarlas según el principio de la Simpatía energetica, Siguiendo mi inquietud por saber más. Profundice en las técnicas para la elaboracion de extractos y alcoholatos a partir de las plantas y su aplicación en la curacion de enfermedades comunes Siempre en una actitud de observacion y profundidad seguí con mis estudios, con mi investigación y sin casi darme cuenta me iba acercando a sentir de una manera muy intima a cada planta y a establecer una relación con cada una de ellas. Poco a poco entre en el mundo emocional de las plantas y las comencé a utilizar en esa direccion.

 

Cada planta es una emoción perfecta, una cualidad totalmente actualizada, que al ser ingerida pasa a través de nuestro organismo fisico provocando un efecto de simpatia-resonancia en nuestro cuerpo etereo, la planta se impresiona en nuestro interno y con ello su expresion pura, dándonos la posibilidad de curar nuestra emoción dañada ó ensuciada a lo largo de la vida. Pero esto no quedo aquí, yo seguía recolectando flores. En el camino se quedo la fitoterapia, el empleo de las infusiones, los extractos y alcoholatos. El cuerpo de la planta me había permitido entrar en contacto con mi cuerpo fisico y ahora sus flores me ayudaban a conocer y limpiar mi cuerpo emocional. Mis conocimientos en anatomía sutil del ser-humano, canales de acupuntura, chakras, los diferentes cuerpos de energia, elementales, seres inorganicos........ todo este trabajo me daba agudeza y una sensibilidad especial para percibir, y esto se complementaba perfectamente en mi trabajo de acercamiento a esa entidad espiritual que es el Deva o Ser-Planta. Yo seguía recogiendo flores y seguía maravillándome en esa expresion divina, con respeto e interés me acercaba a ellas no dando por hecho nada pues la experiencia ya me había enseñado que el mundo que nos rodea es misterioso e insondable.

 

Y ocurrió, comencé a sentir que las emociones tenían su comienzo en ciertos pensamientos. Cuando entraba en contacto con una planta sé hacia un silencio que nunca había sentido, un silencio que me permitía escuchar mejor, ver mejor, sentir mejor, este estar es como una ausencia, como una distancia que me permitía contemplar como los pensamientos, como nubes en mi mente provocaban unas reacciones, unos estados alterados a los cuales yo llamaba emociones. Y comencé a sentir como cada planta también es un concepto puro, una comprension en presente, un pensamiento divino, y estos contactos de luz me dieron la perspectiva suficiente para darme cuenta del mar de pensamientos en el cual estamos todos inmersos, pensamientos de todas las épocas, ideas, conceptos, modelos, creencias, muchas grabaciones que hemos aceptado, cosas que han pasado, cosas que algún día se harán realidad, mucha confusión y aquí la palabra es discernimiento, ¿quién soy yo en este mar de ideas y pensamientos, modelos y etiquetas?.

 

Y una vez más, también aquí nos pueden ayudar las plantas porque ellas no se viven ni en el pasado, ni en el futuro, la planta es la parte visible de una entidad espiritual siempre evolucionando, en profundo contacto con su medio y totalmente integradas en el pensamiento divino. Y esta fue mi entrada en el mundo psiquico de las plantas. Aprendí a sentir y utilizar las plantas orientadas en la labor de dar una mayor lucidez, comprension y presencia en el cuerpo mental. Esto me dio cierta tranquilidad y quietud, me parecía que había llegado a algún sitio, me sentía mas equilibrado, las emociones, pensamientos y ideas no me llevaban a caballo, yo comenzaba a ser el jinete que decidía en cada momento mi acción delante de la vida. Hasta ese momento las esencias florales me habian ayudado en la toma de conciencia y sanacion de mis vehículos fisico-emocional-mental, pero aunque más tranquilo y conforme conmigo mismo algo me decía que debía seguir profundizando. Como os dije antes las plantas y yo somos compañeros de viaje. Y una de tantas veces como fui a recoger esencias florales a la montaña ocurrió que en vez de recolectar las flores, en vez de llevarme una parte de ellas.

 

Ese dia iba a situarme en disposición de recibir. En la actitud de coger, de llevarse, de cortar, siempre de fondo hay una disposición masculina-positiva-cientifica y es una posibilidad parcial porque parte desde ti, desde tu momento, desde tu comprension y esta comprension esta limitada en espacio y tiempo. Yo cojo, yo me llevo lo que me hace falta, es un principio existencial que limita la acción a la propia necesidad del momento actual de la persona. Cuando cojo una flor, o las hojas o las raíces, me llevo una parte de la planta. Si queremos ir un paso mas allá de nosotros, si queremos sentir la totalidad de la planta hemos de cambiar primero el enfoque, y eso pasa por cambiar la actitud, en el coger encontrare alguna resistencia, esto se ve cuando yo separo una flor de la planta, la he comenzado a desmembrar, la estoy diseccionando, tal vez esto parezca querer utilizarlos mucho pero el buscador no se conforma con lo parcial quiere lo total, y todo sin reservas nada mas se puede ofrecer y por lo tanto recibir. El recibir es una actitud femenina, es abierta, respetuosa, pasiva, acogedora Religiosa, cuando de la planta lo que deseas es sentir su maxima expresion, se trata de intentar no alterar nada, y para eso tú no tienes que ser, tienes que convertirte en autentica energia femenina, estar totalmente receptivo “ tú intentas la Nada” desde ese punto el otro puede serlo todo. Pero no es que tu no estés, “nada mas prescindimos del ego”, pero estamos totalmente presentes, atestiguando. Tu conciencia de Ser está experimentando la vivencia, esa es la  polaridad positiva y la ausencia de Ego crea el vacio, “la maxima receptividad”.

 

¿Como se puede explicar lo que es una planta, el simple querer explicar me mantiene separado, lejos en la distancia, lo que sí puedo hacer es experimentar la planta, Ser la Planta, y desde ahí puedo tener la seguridad de que lo que estoy recibiendo es la cualidad fundamental de ese pensamiento divino que se expresa a través de ella.

 

Me acerque a la planta hasta sentir su campo energetico, pedí permiso y entré, me deje impresionar por su aura, por su color, por su tonalidad energetica, me senté a su lado y toque su cuerpo fisico con mi mano, cerré los ojos y me abandone, me convertí en una ausencia, en un vacio y ocurrió que ese vacio se lleno de la presencia del serplanta. En ese momento pase de la mente al Ser, en esa actitud se me revelaba el ser planta, era la entidad, el núcleo desde donde se expresaba la planta y ahí en ese lugar coexistían a la vez un silencio total y una total nitidez de visión.  El Ser se expresaba en forma de planta, era una energia perfecta, simple, limpia, su expresion era total y no había cavidad para la mente, es por eso que a veces digo que el serplanta es una expresion de la no-mente. Es un ser que se vive en la no-mente y es por eso sin duda que las hace tan importantes en la evolución del hombre “seres con un mental muy alterado.”Seres perdidos en la mente.” Para mí las plantas son un camino de realización porque el conducto por el que nos viene la vida es diferente pero el lugar desde donde esa vida brota es la misma. El ser-planta es un camino de reencuentro, porque conocer una planta es conocer una parte de ti, actualizar una cualidad dentro de tuyo, es hacerte un poco más presente, ¿Quién no ha gozado mirando la perfección de una flor?, muchas personas utilizan sus olores para realzarse o los colores para recrear sus balcones, porque no actualizar dentro nuestro toda esa infinitud de plantas que esperan en nuestro interno a que nos demos cuenta para florecer.Pensarlo un poco y veréis que para saber algo de lo que sea, tienes que ser tu, todo entero eso.

 

Hay poetas que dicen que el que toca la música y la música son una misma cosa y yo lo vivo así para saber se ha de ser y mientras no sea asi, podrás hablar de las plantas, ponerles nombres y aislar cualidades dentro suyo pero siempre sera algo parcial, y con una parte nada mas tendrás la posibilidad de tratar una parte de la persona, no su Totalidad. Para que sea total tendrás que vaciarte de ideas preconcebidas, dejar las etiquetas, tu seguridad basada en la experiencia de otro y abandonarte al misterio de la vida, de esa manera algún dia se vive, se experimenta esa realida-aparte que es el ser-Planta.

 
Conclusion, cosas nuevas que aporta la t.t.f.

La terapia trans-Floral Yo trabajo en estos momentos con 325 plantas, esto cuando lo explico suena como un problema, ¿cómo saber cual es la esencia que se ajusta mejor al momento de la persona?. Es mucho más fácil trabajar con 40 ó 50 esencias florales, todas bien definidas, clasificadas y estructuradas según sus cualidades curativas. Pero este no es el caso en la terapia trans-floral, yo creo que aunque el miedo comparta una raíz básica en todas las personas, cada persona es diferente y vive sus miedos de manera singular y como de lo que se trata es de acompañar a la persona en su camino, y en su momento particular hemos de tener herramientas suficientes para adaptarnos a su expresion personificada.

 

El terapeuta trans-floral se vive desde el cuerpo energetico y esto le da una habilidad especial a la hora de saber que tratamiento necesita el paciente. El terapeuta transfloral hace una lectura de los diferentes cuerpos energéticos del paciente, busca en que cuerpo sé esta viviendo la persona, si es en el fisico, si es en el emocional, si es en el cuerpo mental, y dentro de ese cuerpo en que órgano o centros energéticos esta el bloqueo, cuando estamos situados en el lugar donde la energia encuentra problemas, es el momento de buscar que planta se ajusta de manera precisa al momento de la persona, o también podemos decir que el terapeuta primero busca y siente donde estan los agujeros en el cuerpo energetico del paciente y cuando los tiene bien definidos busca que ser-planta llena esos espacios de manera mas perfecta, o podriamos decir que el terapeuta tiene la firme convicción de que el ser-humano es un compendio de cualidades a actualizar, siente la necesidad de ser del paciente y busca que ser-planta representa esa luz que el paciente busca encontrar, en definitiva el terapeuta trans-floral se convierte en un canal por donde el paciente puede obtener la esencia floral que restablecerá el flujo energetico en sus cuerpos.

 

Las esencias florales trans-floral siempre funcionan de dentro hacia fuera, no son algo que se añade a ti, es una energía que resuena en tu interior y te hace descubrir las posibilidades que ya se hallan latentes en tu interno, por lo tanto cada esencia floral T.T.F. te enriquece pues a medida que las utilizas estas actualizando dentro de ti todo el potencial que esa planta representa. La T.T.F. entiende que el ser-humano es portador de todos los valores y cualidades que necesitara a lo largo de su vida y cree que la falta de salud, de alegria, de amor en ultima instancia es una negacion de la misma persona. “La negacion es la causa de la falta” “la falta se convierte en una necesidad y la necesidad sea del tipo que sea se materializara a la larga en un problema en el cuerpo fisico. Damos prioridad a que la persona adquiera la suficiente presencia, que le permita a ella desde su darse cuenta decidir acabar con esa negacion.

 

Cuando tomas al ser-planta, hay alguien dentro de ti que se da cuenta que esa cualidad no le viene de afuera, esa cualidad está dentro de ti. Ese sentir va formando un centro de cualidad potencial creativa, pura “de ser” que obliga a la persona a replantearse si ella es un compendio de limitaciones, frustraciones, defectos ó bien un sinfín de cualidades “a punto” para actualizarse. En el contacto con el ser-planta nace un “darse cuenta”, ese darse cuenta sera el responsable, la base desde donde crecerá el ser-espiritual, o centro capaz de no identificarse con todo aquello que pasa y vive en su superficie. La terapia trans-floral no tiene una clasificación de las plantas según sus virtudes, cualidades químicas, emocionales etc. Y la experiencia nos hace ver, decir “esta cualidad define a una planta” es entrar de nuevo a interpretar desde la propia limitación como hombres, la historia nos deja ver que con los años vamos añadiendo descubrimientos, según vamos estudiando y profundizando ampliamos el abanico de virtudes de las plantas. Nunca podemos dar nada por hecho porque la existencia es insondable, profunda y misteriosa. En los tratamientos con esencias es igual ¿cómo dar un tratamiento que defina a millones de personas? la individualidad y el momento de cada persona ha de ser valorado, respetado y tenido en cuenta y entre otras cosas es por eso que t.t.f. trabaja con 325 esencias, para poder ajustarse de una manera mas precisa a cada persona y su momento.

 

El terapeuta trans-floral necesita: Estar presente en su cuerpo fisico y poder vivirse desde el cuerpo energético. Y sabe que su limitación es su vivencia, por lo que se da al aprendizaje o peregrinaje hacia el centro de sí mismo, en este trabajo hay que tener en cuenta que la ayuda que puedes ofrecer es proporcional a la profundidad con la que has trabajado en ti mismo. Lo fisico, lo material se puede tocar, pero cuando entramos en mundos más sutiles “el mundo de las energias”, hay que ser especialmente coherente y saber muy bien los propios limites, para no engañarse y sobre todo no engañar. En la terapia Trans-Floral no se enseñan recetas, ni pociones, ni se etiquetan las plantas. En la T.T.F se ayuda al aprendiz a desarrollar el sentir de cada cuerpo, esa herramienta preciosa le servirá para valorar desde él mismo, en presente la esencia floral adecuada al momento de cada persona. Desde mi punto de vista Bach señalo hacia un lugar, señalo en la direccion de que la persona tiene un origen divino y es parte de la perfección y armonía divina. El ser-humano es una promesa siempre en constante cambio hacia su autorrealizacion.

 

Las plantas a su vez también son divinas. Toda cosa en su fondo parte del mismo núcleo creativo. El ser planta se vive en la no-mente, si nos acercamos con respeto, sin expectativas, sin memoria, sin conceptos ni ideas que expliquen “al otro”, si nos acercamos con la sensación viva de sentir otra vida expresándose, a ese nivel se puede recibir un remedio mas profundo, una medicina para el hombre de la NO-MENTE. Y eso creo sera la contribución esencial de la terapia trans-floral, añadir a las ya probadas cualidades de las esencias florales la impagable ayuda al despertar del ser humano, acceder al cuerpo espiritual. Todas y cada una de las plantas son expresiones únicas, perfectas, ellas no se piensan, ellas son señales de la creación, señales sin filtros, autenticas señales para hacercarnos a los principios en términos de cualidades a actualizar dentro de nosotros. Si queremos profundizar un poco mas tendremos que acercarnos a la realidad del Ser-Planta como entidad ultima (de momento). Este acercamiento da como fruto.

 

Las esencias florales TRANS-FLORAL

Cristóbal